lunes, diciembre 11, 2017
Inicio > Salud > Presentan nuevas tendencias médicas para 2018

Presentan nuevas tendencias médicas para 2018

Un panel de los mejores doctores e investigadores presenta los avances que pueden transformar el cuidado de la salud en 2018

Cleveland, diciembre de 2017: Un páncreas artificial para ayudar a las personas con diabetes. Un marcapasos para la apnea del sueño. Terapia génica para la ceguera. Estas son algunas de las innovaciones que mejorarán los tratamientos y cambiarán la atención médica en el próximo año, según un distinguido panel de médicos e investigadores.

Cleveland Clinic anuncia las 10 mejores innovaciones médicas para 2018 en una presentación multimedia que cerró la Medical Innovation Summit2017 (Cumbre de Innovación Médica). Este evento, que se celebra anualmente, ahora en su décimo quinto año, fue organizado por Cleveland Clinic Innovations, la división de desarrollo y comercialización de Cleveland Clinic.

La lista de tecnologías innovadoras fue seleccionada por un panel de médicos y científicos de Cleveland Clinic, dirigido por Michael Roizen, M.D., Chief Wellness Officer (Jefe de bienestar) en Cleveland Clinic.

Aquí las 10 mejores innovaciones médicas de 2018 en orden de importancia:

1) Sistema híbrido de circuitocerrado para el suministro de insulina

Aclamado como el primer páncreas artificial del mundo, el sistema híbrido de circuito cerrado para el suministro de insulina ayuda a que se pueda controlar mejor la diabetes tipo 1. Aprobada por la FDA a finales de 2016, esta nueva tecnología permite la comunicación directa entre el dispositivo que supervisa la glucosa continuamente y la bomba de insulina para estabilizar la glucosa en la sangre a un nivel sin precedentes. La tecnología reemplaza el concepto de “circuito abierto” que requiere que el paciente use la información de su monitor de glucosa continuamente para determinar cuánta insulina inyectar.

Se prevé un impacto positivo en el mercado en 2018 a medida que más pacientes utilicen la tecnología y más aseguradoras reembolsen por usar el sistema. Los expertos también son optimistas de que los resultados demostrados en la diabetes tipo 1 acelerarán un producto similar para los millones de pacientes con diabetes tipo 2 en el futuro cercano.

2) Neuromodulación para tratar la apnea obstructiva del sueño

La apnea del sueño, la alteración del sueño más común, afecta a 21 millones de estadounidenses y puede provocar presión arterial alta, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Aunque el dispositivo de presión positiva continua en las vías respiratorias (C.P.A.P., por sus siglas en inglés) es el tratamiento más empleado, se estima que más del 40 por ciento de los pacientes con apnea del sueño se niegan a usar ese dispositivo.

Las empresas ahora están comercializando un implante que proporciona estimulación para abrir los músculos importantes de las vías respiratorias durante el sueño. Controlada por un parche remoto o puesto en el paciente, la tecnología actúa como un marcapasos, lo que ayuda a sincronizar la entrada de aire con la acción de la lengua mediante un sensor de respiración y un cable de estimulación accionado por una batería pequeña. Estos sistemas de neuromodulación han tenido resultados positivos en las pruebas clínicas y se prevé que sea ésta la tecnología para proporcionar una mejor noche de sueño a más pacientes y cónyuges, así fomentar comunidades más saludables.

3) Terapia génica para las enfermedades hereditarias de la retina

Se prevé que en 2018 la FDA apruebe una nueva terapia génica para las enfermedades hereditarias de la retina. Se espera que la entrega de un nuevo gen a células específicas en el cuerpo a través de “vectores” virales proporcione mejoras de la función visual en algunos pacientes que sufren de formas de amaurosis congénita de Leber y retinosis pigmentaria.

Causada por mutaciones bialélicas RPE65, estas condiciones genéticas raras dan como resultado la pérdida progresiva de la visión y la ceguera. Actualmente, no hay tratamientos aprobados por la FDA para las enfermedades oculares mediadas por RPE65. Esta innovadora terapia génica ofrece una nueva copia funcional “normal” del gen que da como resultado una proteína funcional. Los investigadores colocan este gen dentro de un virus modificado y este “vector” lo entrega a las células de la retina.

En 2017, la FDA otorgó el estado de fármaco huérfano a la terapia génica RPE65, y recientemente un panel de asesores de salud de EE.UU. recomendó la aprobación de este método innovador. Los expertos creen que de ser aprobado podría conducir a más terapias genéticas para obtener medicamentos huérfanos y un estado innovador.

4) La reducción sin precedentes del colesterol LDL

El colesterol de lipoproteínas de baja densidad (“LDL”) que se conoce como colesterol malo, provoca depósitos de grasa que pueden obstruir las arterias. Con ciertas combinaciones nuevas de medicamentos, los niveles de LDL se reducen en un 75 por ciento. Si bien esta estadística es notable, muchos pacientes y médicos se preguntan qué tan bajo es demasiado bajo.

Varios ensayos han estado realizándose recientemente para probar esta teoría. Hasta ahora no se ha encontrado el nivel apropiado. Nuevos estudios llevados a cabo informaron de una reducción del 20 por ciento en el riesgo de muerte cardiovascular, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular para los pacientes que tomaron estatias, combinadas con una nueva clase de medicamentos para reducir el colesterol (inhibidores PCSK9) para alcanzar niveles ultrabajos de LDL.

¿Qué significa esto? Los médicos ahora tienen las herramientas y la investigación para luchar contra el colesterol LDL. Con más de 400.000 muertes por enfermedades coronarias y 102 millones de estadounidenses que viven con niveles altos de colesterol, estas nuevas estrategias mantienen la promesa de

5) El surgimiento de la salud a distancia

Extender el entorno de atención médica al hogar del paciente ha sido un objetivo durante décadas. La eliminación de las barreras geográficas para la atención puede dar como resultado resultados más oportunos, más eficientes y óptimos, así como un ahorro de costos significativo. Las tecnologías de salud a distancia (conocidas como telesalud) pueden permitir el cuidado tanto de los discapacitados físicos, como de los más vulnerables a las infecciones.

Debido al aumento de la conectividad a través de la tecnología móvil y la demanda de los consumidores, los hospitales se preparan para una adopción generalizada en 2018. El 90 por ciento de los ejecutivos de la salud informaron tener o están actualmente desarrollando un programa de telesalud. Los informes también predicen 7 millones de usuarios de pacientes en 2018, un aumento de 19 veces con respecto a 2013.

Estas tecnologías también se están expandiendo más allá de la plataforma de video bidireccional. Ahora hay más pacientes equipados con dispositivos que se conectan, registran y reportan información médica a los doctores para supervisar su condición. Se estima que más de 19 millones de pacientes utilizarán estos dispositivos de control a distancia en 2018. Gracias a este impulso, los expertos creen que la emergencia y la aceleración de las tecnologías y servicios de salud a distancia estarán aseguradas en 2018.

6) Plataformas de vacunación de próxima generación

Se estima que desarrollar una vacuna costará US$200 millones y demorará por lo menos 10 años. Sin embargo, los desafíos más difíciles a menudo se encuentran en el momento oportuno y la entrega. Con los recientes brotes de Ébola y Zika, quedó claro que el proceso debe acelerarse para frenar por completo una epidemia.

En 2018, los innovadores actualizarán toda la infraestructura de vacunas para respaldar el rápido desarrollo de nuevas vacunas, así como para abrir nuevos mecanismos para entregar vacunas nuevas y existentes a vastas poblaciones. Por ejemplo, los innovadores están perfeccionando el uso de vacunas de liofilización que pueden permitir el envío a ubicaciones más lejanas. Las empresas están encontrando formas más rápidas de desarrollar vacunas antigripales utilizando plantas de tabaco, insectos y nanopartículas.

En el punto de atención, los innovadores prefieren desarrollar métodos que no sean con inyecciones. Se están desarrollando vacunas orales, comestibles y administradas vía mucosa, vacunas intranasales y chips de vacunas que están todas en desarrollo. Se espera que en 2018 salga al mercado un parche del tamaño de una curita ‘Band-Aid’ para la vacuna contra la gripe.

Estas nuevas formas de desarrollar, enviar, almacenar y vacunar se están conectando rápidamente para evitar epidemias y enfermedades actuales y futuras. Con más de 21 millones de hospitalizaciones y 732.000 muertes en los últimos 20 años que se podrían haber salvado por las vacunas existentes solo en Estados Unidos, estas nuevas plataformas están en condiciones de mantener a las personas más saludables que nunca.

7) Arsenal de terapias dirigidas contra el cáncer de mama

El ataque a gran escala contra el cáncer de mama actualmente está en marcha. Los mecanismos de tratamiento probados –mediante la terapia hormonal, la quimioterapia y la radiación– siguen siendo opciones valiosas para prolongar la vida. Pero estos tratamientos a menudo no son suficientes para mantener el cáncer a raya, y también pueden conducir al daño colateral de las células sanas.

El 2018 marca el año en que las terapias dirigidas son las más utilizadas para tratar el cáncer de mama, una enfermedad que mata a más de 40.000 mujeres estadounidenses por año. Una variedad de nuevos tratamientos dirigidos, como los inhibidores de PARP para pacientes con mutaciones específicas en BRCA1 o BRCA2, y nuevos inhibidores de CD K 4/6 para cáncer de mama ER-Positivo/HER-2-negativo, están teniendo resultados positivos en ensayos clínicos. Además, los nuevos agentes dirigidos a HER-2 continúan mostrando beneficios en este subgrupo de pacientes con HER-2-positivo. Los expertos creen que los resultados acumulativos de estos estudios apuntan a una tasa de supervivencia cada vez mayor, y quizás el fin de la quimioterapia para una población significativa de pacientes con cáncer de mama.

8) Una mejor recuperación después de la cirugía

Durante décadas, la rutina previa y posterior a la cirugía ha sido la norma para casi todos los procedimientos: no comer antes de la cirugía; usar analgésicos para mayor comodidad; y quedarse en la cama durante la recuperación. Después de un crecimiento sustancial en las readmisiones hospitalarias y una epidemia de opiáceos en espiral fuera de control, los innovadores están revisando las estrategias postoperatorias y logrando resultados impresionantes, que incluyen tasas de readmisión ultrabajas.

Varios centros han estado desarrollando el concepto de recuperación

 

Deja un comentario