lunes, diciembre 11, 2017
Inicio > opinion > Silencio, Cámaras y ¡Acción!

Silencio, Cámaras y ¡Acción!

Diálogo de la película Lara Croft Tomb Raider: La cuna de la vida

                   Lara Croft: ¿Conoce usted cómo llegar a Santorini?

                 Marinero: ¿Santorini…? No recuerdo… ¿En qué película aparece?

Comprar en la frutería donde ella frecuentaba, ir a la cafetería donde trabajó y recorrer las calles de cálidos tonos de anaranjados con Amélie, explorar exuberantes paisajes y tomar el sol en playas paradisíacas e inhóspitas de las sagas Piratas del Caribe, descubrir la colonial y literaria ciudad en la que se desarrolla la romántica historia del Amor en los tiempos del cólera.

Reflexionar sobre el rumbo vital que debes tomar y emprender un viaje por Italia a conocer su gastronomía, experimentar el poder la oración en la India, y terminar en la exótica isla de Bali en Come, reza, ama. Todos hemos conocidos sitios mágicos, nos hemos emocionado con sus historias y hemos soñado con poder conocer algún día esos lugares o trasladarnos allí instantáneamente.

Porque viajar es soñar con aventuras, es aprender a valorar la diversidad, es abrirnos a nuevos sabores, colores y sensaciones diferentes. Una película nos da una sensación más vívida y auténtica sobre un lugar que nuestros propios recuerdos.

El cine es uno de los grandes difusores visuales del logro de la recuperación y puesta en valor del patrimonio, tiene un vínculo decisivo para su reconocimiento masivo y de los medios de comunicación, ya sea natural, cultural, bibliográfico e histórico. Su utilización adecuada es esencial para la iconización de un destino y la obtención de un posicionamiento deseado en el aspecto turístico.

El cine del turismo se ha alimentado del movimiento constante, el cambio de espacios a la hora de explotar la creatividad, el cine hereda de la literatura la tradición del viaje, la evocación de sensaciones a través de colores, la gastronomía, los paisajes.

La iconización y mitificación esto trae como consecuencia el reconocimiento de monumentos emblemáticos de todo el mundo y su adoración por el público, la huida a la búsqueda de lo desconocido y por último revelar en un mismo plano ocio, experiencia y sensaciones nuevas y únicas.

El cine busca la permanencia a través de la imagen asociada al recurso. Los destinos se convierten en iconos internacionales asociados a sensaciones y no solo a lugares que permiten tematizar personajes, lugares e ideas.

El cine en sí mismo es un producto y destino turístico como lo atestiguan los numerosos filmes en la actualidad estando mucho más ligados a la planificación estrategia para promover una región o un país como sede de rodajes y para la promoción de localizaciones como destinos turísticos al aparecer en las películas. Con fines turísticos mostrando gastronomía, cultura, arquitectura y música, entre otras modalidades de turismo, siendo una herramienta utilizada en manos de los estados, gobiernos y empresas para el desarrollo estratégico de destinos.

La gran influencia que ejercen los medios audiovisuales sobre el espectador lo motivan a viajar y elegir un destino para experimentar lo que ha visto en el cine. Esto resulta en un aumento en el número de visitantes al lugar.

Es tanta la influencia del cine en el turismo que se han creado rutas basadas en celebre filmes, es uno de los productos y estrategia tangibles del turismo cinematográfico, con el objetivo de que las personas vuelvan a vivir en persona las emociones con las que fueron impactadas al ver la película.

Actualmente con el resurgimiento del cine en el país, debería integrarse esta estrategia al sector cinematográfico con el fin de proyectar la imagen de nuestro país, un cine con identidad dominicana en los diferentes festivales en los cuales son presentadas nuestras películas para ir sumando a nuestra capacidad competitiva a nivel internacional.

Mientras esto ocurre, nosotros seguiremos viajando y soñando desde la comodidad del sofá y elegir en el momento que nos toque un destino que nos haga estallar todas esas emociones que tuvimos al verla, espero sean más.