lunes, diciembre 11, 2017
Inicio > Leído en Internet > Trucos que harán tus quehaceres más sencillos

Trucos que harán tus quehaceres más sencillos

En su último libro,”Penny Saving Household Helper”, la escritora Rebecca Diliberto se ha propuesto brindar consejos que ayuden a las personas a que su rutina sea más sencilla. En el texto ofrece 500 consejos que permitirán que tus quehaceres sean fáciles de hacer. Desde cómo saber si un huevo está fresco hasta lograr que el champán no pierda sus burbujas, pasando por un truco infalible para desgrasar sopas.

Egge
Huevo (Fuente externa)

¿Quieres saber si el huevo está fresco? Pues échalo en un recipiente con agua, sabrás que está fresco si se hunde; si flota, no tanto.

A veces dejamos nuestros envases destapados y cuando vamos a revisarlos nos encontramos con una desagradable sorpresa, insectos en todo el lugar. Para evitar que esto pase debes incluir unas hojas de laurel en los envases y mantendrás a los insectos alejados. Este truco es esencial para paquetes de arroz, harina o pasta.

Con el tiempo la miel va adquiriendo una textura grumosa, y a la mayoría nos parece un poco desagradable. Así que cuando quieras evitar que está cambie su forma y la vayas a extenderla sobre una rebanada de pan, colócala unos segundos en el microondas y todos los “grumitos” desaparecerán recobrando su característica viscosidad.

¿Te desagrada que la sopa se vea grasosa? Pues te ayudamos a cambiar ese aspecto, para evitar ingerir más grasa de la recomendable cuando hagas sopa, procura prepararla de un día para otro. Cuando la guardes en la nevera toda la grasa que flota sobre el caldo se endurecerá y podrás retirarla fácilmente.

¿Quieres comerte ese delicioso mango que compraste en el supermercado, pero aún no se ha madurado? Aquí está la solución, envuélvelo en papal periódico, esto ayudará a que el proceso de maduración se acelere y puedas disfrutar de tu fruta favorita.



Mango
Mango (Fuente externa)

¿Cansado de que los plátanos se te pongan negros? Separa cada uno de ellos del ramillete y nunca los metas en la nevera para que mantengan su característico color amarillo.

Si eres de los que siente rabia al partir por la mitad un limón entero para echarte unas pocas gotas en algún plato, este consejo es para ti. Perfora el limón con un objeto punzante y fino –un palillo de brocheta metálico, por ejemplo– y estrújalo. El pequeño agujero que has hecho servirá como salida del jugo y evitarás tener un limón seco en la nevera.

No te desesperes porque no has logrado limpiar por completo ese sartén, pues aquí te va un consejo  vierte  sal gorda y bicarbonato, y remueve esta mezcla con una papa que previamente hayas cortado por la mitad.

Esperamos que estos consejos te ayuden a hacer de tu rutina más fácil y sencilla.

Fuente: msn.com